miércoles, 8 de septiembre de 2010

Fenómenos químicos de la respiración interna y patologia de la respiracio

Fenómenos químicos de la respiración interna
Estos fenómenos son los cambios químicos que se suceden entre la sangre arterial de los capilares sanguíneos y las células de los tejidos; se realizan a través de las membranas de los capilares y de la célula.
Cuando la sangre oxigenada llega a los capilares de los tejidos, la oxihemoglobina que es un compuesto inestable se descompone dejando libre el oxígeno, el cual pasa a las células de dichos tejidos; enseguida, el gas carbónico producido por las células atraviesa sus paredes y pasa ala sangre, ésta va hasta el pulmón para dejar allí el gas carbónico.
Los cambios gaseosos entre la sangre y las células, se realizan por el fenómeno de difusión y lo hacen debido a la diferencia de tensión

Patología de la respiración
Generalidades
Los movimientos respiratorios pueden sufrir alte­raciones por la acción de diferentes enfermedades y agentes, los cuales pueden afectar a las vías respiratorias, a los pulmones, al paso y al transporte de los gases e incluso causar alteraciones en las reacciones enzimáticas que se suceden en la respiración a nivel de cada célula.
La proporción de gas carbónico es definitiva en la regulación de los movimientos respiratorios; si su contenido en la sangre es normal, la respiración también lo es; si su proporción es alta, aumenta la frecuencia respiratoria y, si por el contrario, su proporción es mínima y la del oxígeno alta, se suspende por un tiempo la necesidad de respirar y el ritmo respiratorio decrece (apnea). Cuando al afectarse la respiración el aporte de oxígeno a las células es interrumpido por un corto tiempo (anoxia), el tejido afectado muere o queda grave­mente lesionado.


Asfixia
Concepto
Es la suspensión de la función respiratoria; cuando esto sucede, la sangre se torna negra por el exceso de gas carbónico y la falta de oxígeno.
Causas
Causas mecánicas
Impiden la llegada de aire a los pulmones, por ejemplo: la inmersión (ahogamiento), la compre­sión de la tráquea (estrangulamiento) o la obstruc­ción de la laringe por cuerpos extraños.

Composición anormal del aire
Cuando falta oxígeno en el aire el pulso se acelera, lo mismo que los movimientos respiratorios, debido a que el aire y la sangre se precipitan a su 'encuentro el uno del otro. Así mismo, el exceso de gas carbónico produce efectos similares, hasta que el individuo se acostumbra a su intoxicación y duerme hasta morir sin siquiera presentar síntomas de convulsiones.
Presencia de gases tóxicos en el aire
Entre ellos el monóxido de carbono. Tal gas forma con la hemoglobina, un compuesto estable, oxi-car-bohemoglobina, impidiendo que nuevas provisio­nes de oxígeno sean tomadas por la hemoglobina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada